jueves, 3 de diciembre de 2009

En defensa de los derechos fundamentales en internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet. Puedes unirte al grupo creado en Facebook pinchando aquí.

martes, 22 de septiembre de 2009

LA PIEZA DE RECAMBIO

Mucho se ha dicho del carácter pusilánime de Rajoy, de su falta de liderazgo y de la blandura que caracteriza su “oposición”. Esto alimenta una opinión de él, similar a la que en su día se tuvo de Zapatero, injustamente apodado “bambi” y que, como aquella, se ha demostrado errónea por apresurada.

Es cierto que por su inacción como opositor Rajoy ha sido calificado de blandengue y el PP, de “Partido P´ayudar” y “Ministerio de la Oposición”, juicios no del todo acertados; los referidos a Rajoy porque ya hemos comprobado su carácter inflexible y totalitario, demostrado más en el gobierno de su partido, que en el ejercicio de la oposición, (avales del Congreso de Valencia, purga de María San Gil y, recientemente, Naroa Alzola, nominada democráticamente por las bases). En cuanto a las de su partido, porque no parece probable que vaya a estar siempre en la oposición; fracaso socialista aparte, las mismas esferas de poder que auparon a Zapatero, pueden tener para el PP, sin duda, otros planes.

No es indeterminación política o divagación lo que caracteriza a Rajoy; esta valoración denota una notable ceguera. La realidad es distinta e inquietante.

Venimos asistiendo a una persistente y clara mutación del “líder de la derecha” y de la ideología de su partido desde posiciones de derechas y liberales hacia otras cada vez mas propias del socialismo fabiano. El carácter gradual y de contenidos de esta metamorfosis coincide con el modus operandi de la “Fabian Society”.

Rajoy viene maniobrando para desligarse de las derechas. Le interesan sólo sus votos y cree tenerlos asegurados con el “voto útil”; el voto del miedo. En “ideología” práctica, en el modelo social y en el modelo de estado para España coincide con su teórico antagonista, el PSOE.

Las alarmas saltaron cuando desde el PP se declaró que no había especial interés en reabrir el sumario del 11-M dando por buena la increíble versión oficial, como se afirmó por distintos personajes del partido como Ruiz Gallardón. También saltaron las alarmas cuando el PP dio, tácitamente, su visto bueno a la imposición lingüística, en Cataluña y Vascongadas. Y más, cuando el propio PP la aplicó en Valencia y Baleares, curiosamente con un idioma catalanizado. Esta actitud claudicante ante el separatismo dejaba claro que la unidad nacional no es asunto que parezca interesar en Génova y que es ilusorio albergar esperanzas de que el Partido Popular, cuando gobierne, vaya a hacer nada por defenderla. Esta posición concuerda con la “Europa de las Regiones”, --contrapuesta a la tradicional “Europa de las Patrias”--, que vienen postulando los socialistas, organizaciones supranacionales y personajes como Fraga, desde los mismos inicios de la transición.

Mas recientemente, y tras una tímida protesta inicial, barones del PP, asumieron la implantación de la asignatura de EPC, sin que esa chocante deriva por parte de los terruños que gobierna obtuviera de Rajoy otra contestación que su ya conocido silencio, -mutismo-, siempre en presagio de muda. Es ahora cuando se comprueba que la posición respecto a EPC ha virado 180º sobre la de hace un año; entonces decía: “Si puedo objetar, porque es un derecho que existe, lo voy a hacer”; sin embargo en la moción del PP sobre educación, ni siquiera se alude a EPC. Es la rendición incondicional a las tesis socialistas en esta materia vital de la educación.

Viendo la evolución del PP en cuestiones fundamentales e irrenunciables, como la unidad nacional y la educación, no es difícil aventurar su posicionamiento respecto a la Ley de Memoria Histórica, síntesis del ataque a la unidad nacional y a la educación, sobre todo si se tiene en cuenta que ésta ley viene al PP como anillo al dedo para dejar fuera del debate político a las ideas y a los perseguidos por dicha Ley y, así, mantener esos votos “útiles” o “del miedo” que en gran medida tiene.

En el terreno de la economía, el reciente voto favorable del PP al PER nacional, es ilustrativo de hasta qué punto ha asumido las posturas de la izquierda, al tiempo que arroja muchas sombras sobre la posibilidad, generalmente dada por segura, de enderezar nuestra economía y devolver la prosperidad a España.

Pero sin duda la más grave de todas las posturas de la izquierda asumidas por Rajoy es la del aborto. Se ha declarado personalmente partidario de la actual legislación que contempla los tres supuestos. Lo justifica porque el Tribunal Constitucional no lo consideró inconstitucional y porque la legislación vigente lleva así más de veinte años; razones que podrán convencer a un fundamentalista de la constitución, pero no a quien, religioso o no, siga una norma moral o positiva según la cual considere inviolable la vida humana inocente.

Por si quedara duda, el PP tenía intención de no acudir, y de paso obstaculizar, la asistencia de sus miembros, a la manifestación por el derecho a vivir del 17 de octubre en Madrid, para lo que programó una Convención Nacional en Barcelona del 16 al 18. La fuerte presión cívica, que hacía temer una sangría de votos, determinó el aplazamiento de esa convención, con lo que, al menos los militantes que quieran, podrán ir a la manifestación; ya veremos cuantos jerarcas del PP asisten, Esperanza, Mayor Oreja, Pujalte y cuatro más.

Eso si, con seguridad veremos cómo presentará ante sus votantes este gesto de no interferencia, como “prueba” de su antiabortismo, entelequia inadmisible, ya que en el manifiesto de esa concentración, ¿terrible olvido?, no se pide la derogación de la L.O. 9/1985, ni de la Ley 45/2003, (Ley Pastor), hoy vigentes, avaladas por el propio Rajoy y esta última, aportación del Gobierno del PP. Podemos tener la certeza de que en caso de que la derogación de las citadas leyes se hubiera planteado, la directiva del PP habría mantenido la convocatoria de su convención coincidente con la manifestación pro-vida. ¿Alguien recuerda la actitud oficial del PP con ocasión de la anterior manifestación pro-vida que convocó Hazteoir.org?; ¿casualidad?

Lo visto hasta aquí basta para darse cuenta de que el PP, con la etiqueta centrista, se ha transmutado. Se ha adaptado al sistema dictado por los socialistas. Baila, cada vez más, al son que ellos tocan y, acaso, al son de entidades como el grupo Bilderberg, la Comisión Trilateral y la masonería, verdaderos artífices de la política de Zapatero. Es sabido que a estos centros de poder pertenecen numerosos miembros de la cúpula del PP.

Y es precisamente ése poder en la trastienda el que, desde siempre, ha tratado de instaurar en España un bipartidismo sometido y controlado que asegure un gobierno siempre favorable a sus intereses y fines. Hasta ahora habían fracasado por la intransigencia de la izquierda y la fidelidad a los valores trascendentes y nacionales de la derecha. Todo hace pensar que, por fin, han encontrado en el PSOE de Rodríguez Zapatero, al perfecto doctrino.

Y en el PP de Rajoy, la perfecta pieza de recambio.

jueves, 6 de agosto de 2009

A POR LA OPOSICION

La democratización de la izquierda española no se ha producido y permanecen intactos los resabios totalitarios invariables en toda su historia. Esa constante y su "ideal igualitario", --utópico en términos absolutos--, la lleva a la crucifixión de la derecha y a poner en peligro el sistema. El pesoe abandonó de boquilla el marxismo sin el necesario debate ideológico y sin el reconocimiento de la realidad histórica del socialismo en el mundo y en su propio partido. Si añadimos a esto que la historia del pesoe es desconocida por sus militantes y simpatizantes y que la llamada socialdemocracia es, de hecho, una especie de camuflaje, (así la califica Tannhäüsser), que tapa la sempiterna esencia socialista y el "igualitarismo radical" que proclama el propio Zetapé, cerramos el circulo y podremos comprender la mayor partes de los comportamientos de estos socialistas o, "neosocialistas".

Dice Losantos que en una democracia la oposición y los medios de comunicación están para "tirar" al gobierno y que en una dictadura es el gobierno el que quiere tirar a la oposición. Aquí, la quiere tirar al mar por considerarla apestada por las patologías capitalistas, religiosas, etc. y, de ahí, los cordones sanitarios y las cacerías. Para mi esta exclusión y este acoso de y a la oposición es uno de los mayores contradioses democráticos del momento.

Dicho cuanto antecede no es necesario abundar en las cacerías actuales y en las anteriores. (El episodio de Bermejo con Garzón y con el instructor es clarificador). Tampoco en los cordones, en los acosos y en las agresiones al pepé que tanta desazón nos producen y que apenas tienen respuesta por parte de una oposición infantil, carente de contenidos y desconocedora de las causas y de los efectos de esta persecución. de esta exclusión, de esta laceración. 

domingo, 31 de mayo de 2009

LA DERECHA DE LA CONTRADERECHA

Desde los inicios mismos de la transición, venimos asistiendo al desarrollo de una amplia maniobra política de muy altos vuelos y vocación de permanencia, consistente en la creación de un partido que sin definirse como de derechas sea, sin embargo, el referente electoral para la gran mayoría de españoles de derechas, a los que sistemáticamente viene marginando, arrojándolos a las tinieblas exteriores de los “apestados”, pero sin cuyos votos saben muy bien que nunca podrían aspirar a equilibrar el peso de los partidos de izquierdas. El objetivo ha sido y es crear una derecha que no sea derecha y que se comporte de modo análogo a como en el campo de la física actúa una partícula de antimateria respecto a la materia.

En éste sentido, pudimos ver en la transición que personajes como Fraga, Suarez, Areilza, Silva...etc.organizaban sus líneas políticas mediante guiños de ojos, transvases y alianzas, para obtener el rendimiento electoral perseguido en aras de la “derecha de la contraderecha” y liderar de paso tan prometedora agrupación.

Actualmente, ésos guiños y escarceos se vienen repitiendo como burda rutina de prostitución electoralista, pero añadiendo dos componentes tremendamente peligrosos: el tendido de puentes a partidos mas o menos de derechas, pero de clara naturaleza separatista y por otro lado, la abjuración, por parte de la “derecha oficial” de sus principios tradicionales, en aras de un centrismo nebuloso e indefinido, como mas que dudoso medio de crecimiento electoral.

Ya en su día, Alianza Popular que tantas esperanzas despertó, desempeñó este triste papel, consistente en impedir la formación de un gran partido o frente nacional con el que no quiso (ni quieren sus herederos del PP) “contaminarse”. Tanto AP como PP vienen bloqueando y desvirtuando la oposición de las fuerzas nacionales, fuerzas de derechas y últimamente también movimientos cívicos al Gobierno, por el procedimiento de hacer suyas las protestas aunque aguándolas previamente para privarlas de rigor y eficacia. En la actualidad se ha llegado incluso al abandono jactancioso de la defensa de cuestiones esenciales e irrenunciables, tradicionalmente ligadas a la derecha.

Dentro de éste escenario, merece especial mención Manuel Fraga que ya hace años aportó su granito de arena a la confusión general mostrándose en amigable compañía de Santiago Carrillo, a quién no dudó en presentar en el Club Siglo XXI y con el que recientemente ha vuelto a compartir cartel en un repugnante vídeo, destinado, sin duda, a bogar su remo a favor de la “derecha de la contraderecha” que él representa, en la galerna de confusión que viene capeando su partido desde el famoso discurso de Elche.

Que nadie se llame pues a engaño respecto a lo que es y realiza el PP, respecto a cuál ha sido y es su función en la intrincada política española, pero si aún alguien con libertad de pensamiento tuviera dudas, que repase los últimos hitos de ése partido y su vergonzante actitud de buenismo frente a su teórico adversario el Partido Socialista. Me atrevo a vaticinar con absoluta seguridad que se implicará activamente en la desactivación de cualquier iniciativa de derechas que en el futuro pudiera surgir.

miércoles, 13 de mayo de 2009

La inconsciencia en el siglo XXI


Nuestra tendencia a observar desde lo alto, desde lo grande, desde lo más valioso nos aparta la mirada de la esencia divina, de lo que existe desapercibido; un tornillo puede ser indiferente, pero cuantas utilidades ofrece; el trigo doblegado por el viento puede resultar poético, pero en realidad es el pan de cada día; una célula es tachada de insignificante, cuando contiene una cadena, compleja y llena de incógnitas, de ADN.

A modo global, podemos mirar nuestro mundo como una preciosa bola azul según conocemos de fotografías planetarias, pero conforme aumentamos la lente vamos descubriendo cuanto encierra lo que dicha fotografía no muestra: Vida. Y no precisa de mucho más detalle, pues la vida da paso al conocimiento, a la ciencia, al invento, a la fabricación, como también da paso al amor, al respeto, al odio, a la enfermedad…”Vida”.

Todo comienzo, todo principio, es insignificante; todo nace desde un proyecto, un pensamiento, una idea o una célula, y todo ello se desarrolla, se transforma, crece, evoluciona hasta perder su cometido, su misión, su vida.

Hoy, contamos con unos conocimientos gracias a nuestro pasado, a nuestros ancestros, a la historia humana; nuestro hoy no comenzó hoy, sino en un tiempo de “la nada” que se ha ido transformando a base de tiempo e ideas varias, pero ante todo, por un consciente raciocinio. Pero, llegados a un punto suficientemente culminante en donde ciencia e investigación pretenden dar respuesta a la espiritualidad, la única respuesta que obtengo es una excéntrica inconsciencia.

Todo lo materialmente conocido, el hombre ha sido capaz de transformarlo, desarrollarlo, pero muchas veces se olvida de darle el uso correcto o adecuado y desgraciadamente, cada día más.

He pensado mucho en la frase “Quién le pone puertas al campo…” y me he dado cuenta que todo tiene su propia parcela y todos tenemos nuestra morada, en lo personal, en lo material, en lo ético…Lo curioso es que nos negamos a ver que todo el conjunto, toda existencia, toda vida, y toda creación estaba antes que nosotros, ya estaba todo edificado, que dichas parcelas ya estaban ubicadas, en lo moral y en lo material, que todo estaba dispuesto para que así sea, y que ahora por no encontrar explicación ni respuesta científica, estamos acabando con toda ella.

Expone el hombre hoy, en museos, libros de historia, documentales, etc. los artilugios utilizados en la edad media, o épocas pasadas, de castigos, condenas, sacrificios, como si hoy pudiese “presumir” de bondad, honestidad, vergüenza, caridad, respeto, amor, libertad…

Mientras sigamos haciendo uso, al libre albedrío, de los siete pecados capitales, de poco sirve nada.

Bueno, quería centrarme en la economía española, pero de eso se encargó hoy Rajoy, que para eso es político, dando buen repaso al raposo Zorrón.

martes, 17 de febrero de 2009

LA MUERTE COMO ESPECTACULO

LA MUERTE COMO ESPECTACULO


Cuando hace quince años las niñas de Alcacer fueron secuestradas, violadas y brutalmente asesinadas, pudimos contemplar el circo mediatiaco que se organizo,sacando las cámaras de televisión a la calle que semejaba un gigantesco plató, donde el dolor de los padres y familiares era aderezado con la publicidad, conviertiendo asi, un hecho terrible como es la muerte de tres adolescentes en carnaza para los medios de comunicación. Las criticas no se hicierón esperar, y tras pasar mas de una década de todo aquello, yo creía (ilusa de mi) que los llamados profesionales de un medio tan poderoso como es la televisión habrían reflexionado y entonado el mea culpa tras este escandalo monumental, pero que va, siguen haciendo de la muerte un espectáculo.


Desgraciadamente, el domingo día 15 por la noche, pude comprobar una vez mas, que con tal de tener audiencia (en este caso tele-5-) no reparo en hacer espectaculo de algo tan doloroso como es el asesinato de una chica de 17 años llamada de Marta del Castillo, a la que un canalla le arrebato la vida cuando tan solo habia empezado a transitar por ella (D.E.P.), pero lo triste es constatar, como las personas allegadas a ella con tal de tener su minuto de gloria se prestan a hacer de comparsa en un lamentable espectaculo,convirtiendo aquello en una especie de corte de los milagros. Senti tanta vergüenza y asco, que me pregunto si todo vale para ganar dinero, si se puede jugar con el dolor de los demas para llenar minutos de televisión y engrosar las arcas de la cadena y del presentador; la respuesta desgraciadamente creo que es, si.


¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Que asco y que pena!!!!!!!!!!!!!

sábado, 7 de febrero de 2009

APLÍQUESE AL GUSTO


Liderar y envidiar, no es vivir en paz.

Vivía en la propia casa, de un señor muy opulento, un zapatero contento, con su suerte muy escasa.

Cantando pasaba el día, siempre alegre el zapatero, si le faltaba dinero, le sobraba la alegría, y al rico desesperaba aquel eterno cantar, que dormir ni descansar ni un momento le dejaba. ¡¡Yo te haré callara, bribón!! Y mataré tu alegría –dijo el ricachón un día- harto de tanta canción.

Y al zapatero, su vecino hizo llamar al momento, el que cantando y muy contento, al ver al ricachón, vino al momento.

- ¿Cuánto al año ganas? Le dice.

- No llevo cuenta, es según se me presenta. Unos menos y otros más.

- Pero ¿aproximadamente?

- No lo sé, señor.

- Me es extraño…

- Yo comiendo todo el año, ya está mi cuenta al corriente. Tengo dinero, lo gasto, no lo tengo, no me apuro, mi alimento es seguro. Alegría a todo pacto, si trabajo y buen humor, no envidio a gente rica, pues nunca gasto en botica, ni visitas al doctor.

- Mas… ¿si hallaras por azar un fortuna algún día, creo que te gustaría?

- ¡¡Toma!! Pues no me habría de gustar…

- ¡¡Pues toma!!

Y repleto de dinero, puso en su mano un bolsón.

- ¿Y esto a qué santo es presente?

- El que yo te he querido hacer, por el gustazo de ver como vives grandemente.

Agradeció y sin cantar. Volvió el bueno hombre a su hogar con su bolsón de dinero, dueño de tal cantidad, que nunca vio mayor. Perdió el hombre el buen humor, y la dulce tranquilidad. Desde entonces siempre temiendo, siempre vigilando alerta, siempre atrancando las puertas, siempre de las gentes huyendo, sin sueño por reposo a cantar ya no volvió; y bien pronto comprendió que, antes era más dichoso.

¡¡Jesús!! En hora menguada -se dijo el zapatero- tomé el dinero que me dio este caballero, y no me sirve de nada. Para qué quiero este oro si desde aquel triste día, he perdido la alegría, y de salud un tesoro.

Y cogiendo el bolsón, a casa del rico fue con el propósito de ir a hacer la devolución.

- Tome – le dijo- aquí está el oro que usted me dio. Le agradezco la merced, pero no la quiero ya.

- Pero, ¡¡tú eres un borrico!! ... No vi dilate mayor…

- Para ser feliz, señor, no necesito ser rico, con poco vivo aquí abajo mientras Dios no me llame arriba. Sólo quiero mientras viva: Paz, salud y trabajo. En esta breve existencia, niños hay que procurar, tener paz en el hogar, en reposo la conciencia, y afición a trabajar.

miércoles, 4 de febrero de 2009


  • Una idea original del cofrade Gonso...

miércoles, 28 de enero de 2009

¿Ser racional?


Existe o no; existen o no... Dios y extraterrestres se disputan la existencia en la mente humana (de algunos).

¡¡Debemos unirnos todos!! –supongo que se haría y diría ante una invasión, y no celestial- Ya no vale mirar razas, religiones, rivalidad…Es preciso la unión mundial para hacer frente a los invasores –y de cuando en cuando alguna plegaria de “Dios mío, ayúdanos”- Los héroes saldrían flotando sus capas y sus ajustadas botas; para los más sinvergüenzas sería el momento ideal para hacer honor a su mísera mente, es decir, lo típico como siempre ante cualquier desgracia.

Ante una evacuación –primero niños y mujeres, y si están embarazadas mayor privilegio, y en la mente de más de una algo así como “uis…y yo que pensaba abortarte…”-

Tranquilos, ya pasó todo… Ha sido un mal sueño, un producto de su imaginación, ya no tienen de qué preocuparse, ni existen los extraterrestres, ni existe Dios, pero no olviden que nosotros seguimos aquí…Así que: ¡No se vayan todavía, aún hay más!

El gran “ser humano” se otorgó en nombre y poder -de no sé qué o quién- a borrar o poner según su imagen y fantasía, así quedó desterrada la palabra “verdad”, porque se descubrió que la “verdad” no existe, y lo que se pueda parecer a ella, es relativa.

Del mismo modo ocurrió con el “derecho” pues para que éste se exista, y aplique, han de darse una serie de circunstancias, según un infinito número de artículos, según sea penal, social o judicial, y por supuesto teniendo muy en cuenta tu “política”.

Así que el “raciocinio” es igualmente relativo, máxime si tenemos presente que todo sigue siendo un producto mental, porque en sí el ser humano no es más que un producto mental.

Obviamente, si todo es mental y químico, sólo los románticos -que no es más que otra invención literaria-, pueden pensar que exista el “amor”.

Por lo tanto qué puede quedar para una palabra inventada como “libertad”, que no es más que una inmortal, perseguida y deseada palabra en nuestro baúl de utopías.

Pero, ¡no se vayan todavía, aún hay más!

Con todo este material en las manos, quién puede dudar de que exista lo contrario a lo anteriormente definido, es decir: hambre, guerras, odio, envidia, muerte, violación, falsos testimonios, incompetencia, pasividad, deshonor, desvergüenza, indignidad, impotencia, injusticia, esclavitud, … Nada de esto es producto de nuestra imaginación. Existe. Luego si existe, es verdad. Luego existe la verdad.

Y verdad es que, para que exista la sombra, antes ha de estar la luz. Pues si existe el Mal es para jorobar al Bien. Luego, es Vedad que existe ÉL.

Muchos ponen gran empeño en romper o apagar como sea dicha “Luz”, lo curioso es que la gran mayoría son los mismos que gritan un ¡no a la guerra! cuando permiten un aborto, o un grito a la libertad cuando aprueban EpC… ¿Dónde están esos “grandes” abogados que supuestamente luchan por la “verdad” el “derecho” la “libertad” la vida”..? ¿Dónde también esos “grandes” profesionales de sanidad dispuestos únicamente a salvar vidas pero que realizan abortos y eutanasias por el D. Din? ¿Dónde esos profesionales del aprendizaje y la enseñanza en la formación de los jóvenes? ¿Dónde ese ser “humano”? capaz de matar por defender y justificar sus convicciones sin escuchar a los demás.

Pues la “Luz” si existe, y es verdad; es sólo que los apagados que duermen en la oscuridad, somos nosotros.

sábado, 24 de enero de 2009

...Aprendamos...


Ten presente que


La piel se arruga,

El pelo se vuelve blanco.

Los días se convierten en años...

Pero lo más importante no cambia.

Tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña.

Detrás de cada línea de llegada, hay una de partida.

Detrás de cada logro, hay otro desafío.

Mientras estés vivo, siéntete vivo.

Si extrañas lo que hacías vuelve a hacerlo.

No vivas de fotos amarillas....

Sigue aunque todos esperen que abandones.

No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.

Cuando no puedas trotar, camina.

Cuando no puedas caminar, usa el bastón.

Pero ¡NUNCA TE DETENGAS!

Madre Teresa de Calcuta

viernes, 23 de enero de 2009

Libertad es una Llave


La vida por sí es libertad, amor, y no esclavitud; la esclavitud la crea el hombre, pues la vida es alma, espíritu, conciencia…y todo ello es libre. Es la maldad del hombre la que crea la esclavitud, el dolor, la oscuridad, la sumisión, y por lo tanto la esclavitud.

La vida es hermosa. No me preocupa el porqué estoy aquí en ella, sino para qué; por eso intento hacer lo mejor posible para los demás, en busca de su felicidad, de su sonrisa, de su bien al tiempo del mío, y perderme cuando me llegue la muerte como la última gran batalla a ganar y de la que seguro doy por una perdida triunfante, pues como creyente, espero una paz en otro reino no sin antes, haber dejado buenos recuerdos en éste.

¿Para qué estoy en este mundo? Porque esta pregunta, en todos los seres humanos daría un resultado de "extinción humana"…es decir, estoy aquí para que otros nazcan de mí. Eso es algo tan grande y hermoso, que triste de aquel que su necia ceguera no le deje verlo.

La muerte es el fin de la libertad terrenal, y el renacer en otro reino. La vida es donde nace dicha libertad. De ahí que los niños recién nacidos sean tan puros, limpios, perfectos…pues aún no tienen su alma, ni su espíritu, ni su conciencia contaminadas del hedor maligno del ser humano que, de alguna forma en mayor o menor medida, todos llevamos.

¿Y qué tenemos? ¡Esclavitud!

Somos esclavos de todos aquellos que tienen el poder (que no el derecho) de someternos ante sus pretensiones.

Ni somos libres ya para nacer, ni siquiera para morir pues, en ambos casos, se les reconoce el derecho a matar. ¿Qué podemos esperar si ya nos cargamos los cimientos antes de levantar las paredes de la casa? Es como derramar un vaso de agua, pretender recogerla toda para beberla y además que esté limpia ¡es imposible! Si estamos matando lo que tanto defendemos ¿qué se defiende?

Pues he ahí el comienzo de esta película tan dramática que vivimos, en donde los intérpretes son verdaderos profesionales del engaño, la humillación, el deshonor, la desvergüenza, el terrorismo, etc.

¿Y qué hacemos al respecto? Pasar días (si la salud nos lo permite, y Dios quiere)

¿Y a qué conduce todo esto? A una profunda tristeza, desaliento, amargura, rabia, impotencia, etc.


¡Demos portazo a esta miseria, abramos la puerta a la Libertad! ¡Tenemos la llave!

jueves, 22 de enero de 2009

Mi Verbo es tu Verbo, y mi Libertad, también


Aunque no nos guste, estamos unidos en la pluralidad. La amistad es más que una riqueza por sí misma, pues nos engrandece nos hace ser más. La fortuna interior de cada cual, pende de todos aquellos que le aprecian bien, pues de alguna forma lo sientes dentro, te gusta, y consigues que la verdad de ambos se conecte, aunque sean distintas.

Si vivimos rodeados de injusticias que afectan a otros, y simplemente las dejamos pasar, nos convertimos en seres infelices, con vidas sin sentido, insatisfechos, y sobre todo unos ingratos de la vida. Pisamos así el sentido de la humanidad, la amistad, del verbo y la libertad.

Hagamos uso de esa unión plural, de la gratitud por y con la vida.

Todos queremos vivir bien, encontrar el éxito, el dinero rápido con el menor esfuerzo y, con ello, nos olvidamos de lo que realmente “vemos”, “entendemos”, y la voluntad que ponemos en la vida. Encontrar el sentido a la vida es lo que nos da la felicidad; la esperanza, la confianza puesta, el amor, la ilusión...

Debemos querer y dejarnos querer, saber que si tienes bien das bien, si tienes amor das amor, pues nadie da de lo que no tiene.

¿Qué tienes? ¿Qué das?

Intentar obtener y conseguir el bien, lo positivo y bueno de la vida es querer ser realista, no victima de nada ni de nadie; pero los demás debemos poner de nuestra parte y aprender a escuchar, a ver o leer, ejerciendo la propia libertad personal, y si se aliña con humor, mejor sabrá.

Tú me enseñas, y yo te enseño…nace del Verbo y conlleva Libertad.



domingo, 18 de enero de 2009

En Clave de Já


Si en las edades clave falla el entorno, de poco sirven los razonamientos teóricos con los hijos. Decía Confucio que no son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino. Un colegio equivocado, un lugar de veraneo de bajo nivel moral, o una indigestión habitual de televisión indiscriminada, por ejemplo, pueden echar por tierra muchos esfuerzos hechos en casa por mantener limpias las mentes de los chicos.

Si no se actúa sobre el entorno, puede suceder como en aquel dicho del cadáver en la piscina: "Mientras no se saque el muerto, de poco vale echar cloro."

Todo parece como si lo propio del hombre fuera lo bajo, lo vulgar, lo vicioso, lo mezquino; cuando lo propiamente humano es la razón, la fuerza de voluntad, la verdad, el esfuerzo, el trabajo, el bien. Para ser verdaderos hombres hemos de empezar por no auto disculparnos siempre con la excusa de que somos humanos.

Es una excusa que tiene apariencia de humildad y, sin embargo, oculta habitualmente una cómoda apuesta por la mediocridad.

La mediocridad es una enfermedad sin dolores, sin apenas síntomas visibles. Los mediocres parecen, si no felices, a los menos tranquilos. Suelen presumir de la sencilla filosofía con que se toman la vida, y les resulta difícil darse cuenta de que consumen tontamente su existencia.

Todos tenemos que hacer un esfuerzo para salir de la vulgaridad y no regresar a ella de nuevo. Tenemos que ir llenando la vida de algo que le dé sentido, apostar por una existencia útil para los demás y para nosotros mismos, y no por una vida arrastrada y vulgar.

Porque, además, como dice el clásico castellano: no hay quien mal su tiempo emplee, que el tiempo no le castigue.

La vida está llena de alternativas. Vivir es apostar y mantener la apuesta. Apostar y retirarse al primer contratiempo sería morir por adelantado.

La educación moral es más importante de lo que muchos creen. Es algo de lo que tiene hambre y sed la gente joven, y que intenta denodadamente encontrar. La enseñanza moral más persuasiva es la que se transmite con el testimonio de la propia vida, con nuestra forma de estar con los demás, de hablarles y de relacionarnos con ellos. ¿Cuándo? Cuando damos las gracias a la persona que nos sirve en la cafetería, y procuramos no tratarla con la indiferencia habitual en todos. O cuando procuramos utilizar más las palabras “gracias” y “por favor”, y no de una forma mecánica, superficial y autosuficiente, sino por un deseo auténtico de aprender a romper ese apego a nuestro individualismo, para dirigirnos más a los demás y tratarles con consideración, ser importantes unos para otros, interesarse por sus cosas con tacto y sensibilidad, y expresarles su gratitud por cualquier cosa, aunque sea pequeña. O cuando perdemos el miedo a reconocer que eso que hacemos está mal, y aunque parezca no hacer ningún mal a nadie al menos nos daña a nosotros mismos. O cuando nos esforzamos en hacer más espacio en nuestro interior para los demás, y ofrecer así un pequeño acomodo para los otros, para no vivir absorbidos por nuestra propia importancia. Todo esto crea un estilo de vida, una actitud que facilita el descubrimiento de la verdad moral, y que cala de forma lenta pero efectiva en nosotros y en quienes nos rodean.

Las personas que centran su vida en el placer o el egoísmo acaban por aburrirse de cada uno de los sucesivos niveles que van alcanzando, pues constantemente piensan en uno mayor y más excitante, en una cima más alta. Y esto es algo que sucede no sólo con los placeres propiamente dichos, sino también con la tendencia a rehuir del esfuerzo: cuando el hombre busca siempre el camino de mayor comodidad y menor exigencia, entonces su vida se va erosionando gradualmente: sus capacidades se van adormeciendo, su talento no se desarrolla, su espíritu se aletarga y su corazón se siente cada vez más insatisfecho, desencantado por lo fugaces que finalmente resultan sus efímeros logros.

La vida familiar es la primera escuela de aprendizaje emocional. El modo en que los padres tratan a sus hijos (ya sea con una disciplina estricta o con un desorden notable, con exceso de control o con indiferencia, de modo cordial o brusco, confiado o desconfiado, etc.), tiene unas consecuencias profundas y duraderas en la vida emocional de los hijos, que captan con gran agudeza hasta lo más sutil.

Las personas libres hacen las cosas porque les da la gana, no simplemente porque les viene en gana.

La verdadera libertad es aquella que es capaz de elegir dentro del bien. La libertad puede elegir el mal, es cierto, pero dentro de esa mala elección hay siempre una merma en la misma libertad, una auto-condena de la libertad que poco a poco se esclaviza al error.

Algo similar sucede cuando una persona, a la hora de decidir qué va a hacer, no se enfrenta con valentía a la realidad de las cosas, para calibrar su verdadera conveniencia, sino que cae en un oscuro género de escapismo, de engaño y huida de uno mismo, cosa siempre bastante triste.

El escapista busca vías de escape frente a los problemas, pero no los resuelve. Se evade. Esquiva la incomodidad a toda costa. Teme a la realidad. Ignora sus consecuencias futuras. Si el problema no desaparece, será él quien desaparezca.

Del amor nacen muchas cosas: deseos, pensamientos, actos. Pero todo esto que del amor nace, no es el amor mismo. Lo que amamos, efectivamente lo deseamos, es verdad. Pero también deseamos muchas cosas que no amamos, cosas que en sí mismas nos resultan indiferentes. Es muy peligroso identificar deseo y amor. Desear un buen vino no es amarlo. Desear la droga no es amarla. Desear sexualmente a una persona no es amarla.

Cuando alguien descubre la realidad del amor, tiene la certeza de haber descubierto una tierra maravillosa hasta entonces desconocida e insospechada. Se considera feliz y agraciado, y con razón. Es una lástima que por no acomodarse al ritmo natural de maduración del amor, algunos quieran comer la fruta verde y pierdan la meta que podrían haber llegado a alcanzar.

Es difícil augurar un buen futuro a quien llega al matrimonio sin haber tomado las riendas de su impulso sexual. Con frecuencia vemos cómo todas las razones —los hijos, la estabilidad de la familia, etc.— acaban por abandonar a esas personas de poca voluntad cuando se les presenta una y otra vez —que se les presentará— la tentación de la novedad sexual.

Urge hacer justicia al amor, rescatar su sentido más genuino, mostrar que un amor apasionado no puede ser otra cosa que una entrega apasionada a buscar el bien de la persona a la que se quiere.

Porque muchos, con sus palabras y su actitud, confunden el sexo con el amor. Y sin embargo saber de sexo es muy fácil, pero saber de amor es más difícil. Porque requiere un aprendizaje de la vida entera, porque el amor pugna de continuo contra el egoísmo, y el egoísmo tiene una prodigiosa capacidad de reflorecimiento.

Cuando el sexo se degrada o se sobrevalora, emerge enseguida en forma de enrarecimiento del carácter y manifestaciones de engreimiento. No en vano proclama el dicho popular aquello de lujuria oculta, soberbia manifiesta, pues la degradación del amor por la lujuria puede arruinar en poco tiempo a una persona.

Lo mejor es prevenirla, si es posible, llevando una vida de cierta exigencia. Ya hemos hablado de los males que tienen su origen en la vida fácil: mediocridad, pereza, falta de dominio sobre uno mismo. Uno de los mayores riesgos del exceso de bienestar es que, como la experiencia nos enseña, muchos terminan quedando bastante dominados por él, pues no es difícil que la seducción de una vida excesivamente cómoda haga que los hombres perdamos a veces un poco esa libertad interior, ese necesario señorío sobre nosotros mismos, convirtiéndonos en esclavos de esas comodidades.

La adversidad y el dolor no deben verse como cosas tan terribles. La mayoría de los pensadores que han afrontado seriamente el problema dicen que con ellos viene una enseñanza siempre útil para nuestra vida; que cuando se saben recibir pueden transformarse en algo positivo. Los golpes de la adversidad son amargos, pero nunca estériles.

En la educación familiar, los padres deben dar ejemplo de serenidad frente a los reveses de la vida, de mantener la alegría, de esos valores que se manifiestan cuando, frente a un golpe de destino, nos sabemos conformar. En la adversidad suele descubrirse al genio, en la prosperidad se oculta

El hombre no puede prescindir de la razón. Y si en lugar de darle una misión de alumbrar la verdad y el bien, la convierte en una simple justificadora de conductas, cuya máxima norma suele ser «está bien porque lo he hecho yo (y todo lo que yo hago, para mí está bien)», entonces se produce una perversión del uso de la razón, y la que debía ser antorcha de la verdad, pasa a ser una simple venda que tapa las heridas de una conducta irreflexiva.

Entonces llegados a este punto de encuentro: ¿El aborto debe permitirse porque la mujer tiene derecho a disponer de su cuerpo?

Tratándose del aborto no se está manipulando el propio cuerpo, sino que se acaba con la vida de otra persona sobre la que no tiene derecho, menos aún de eliminarla. Además, el derecho al propio cuerpo tiene sus límites; por ejemplo, no es permitido manejar en estado de ebriedad, venderse como esclavo, o desvestirse en vía pública, y esto ¿por qué? porque ser dueños del propio cuerpo no justifica cualquier acción.

En años recientes, ciencias como la genética, la inmunología y la fecundación in vitro (fivet) lo han demostrado cada una por su cuenta: madre e hijo son seres distintos. De ella recibe alimento y espacio para vivir. En efecto, la posibilidad misma de la fivet representa una prueba contundente de que el embrión no constituye un apéndice de la madre. Si fuese su propio cuerpo, sería una amputación no un aborto.

¿No sería más progresista alentar la creación de orfanatos regidos por la humanidad y el esmero educativo? Pero hemos conseguido entre todos que el progreso y el compromiso consistan en adoptar niños de Colombia, o de Groenlandia, para acallar nuestra mala conciencia. Resulta una paradoja hiriente, amén de repulsiva, que precisamente hoy, cuando la solidaridad de lejanías se ha convertido en moneda de curso corriente y en certificado de progresismo postizo, hayamos transigido con el aborto. Y, sobre todo, resulta infrahumano, tan infrahumano como caminar a cuatro patas.

Cada vez se lucha más contra la violencia intrafamiliar, por lo que se puede preguntar: ¿cabe peor violencia que matar a un hijo en el seno materno?

Se dice que el aborto es un asunto de la propia conciencia, es una cuestión personal, íntima, en la que ni la legislación, ni la religión, ni nadie, excepto la propia madre, debe intervenir.

Pues, aunque todos debemos seguir la propia conciencia, el papel de ella no es crear la verdad,; y en lo particular respecto al aborto no es un asunto de la propia conciencia, una cuestión personal, íntima, en la que nadie debe intervenir, porque afecta en concreto a una persona, al no nacido, que es conducido a la muerte.

No hay que perder de vista que quien aborta acaba con la vida, la libertad, la intimidad y la conciencia de otra persona, por eso mismo, cuando se defiende la vida humana del no nacido, no se está en contra de la mujer, sino a su favor, ya que estadísticamente está demostrado que por cada dos abortos, uno era del sexo femenino. Protegiendo la vida desde la concepción se establece que ninguna mujer podrá ser agredida, ni siquiera en el vientre de su madre.

Manda narices que se hagan campañas por la ecología, y la madre naturaleza y no se hagan por la vida, por el ser humano, por la paz que ello representa.

A veces se usa una expresión de refinada hipocresía para denominar el aborto provocado: se dice que es la interrupción del embarazo (...) La horca o el garrote pueden llamarse interrupción de la respiración, y con un par de minutos basta. Cuando se provoca el aborto o se ahorca, se mata a alguien. Y es una hipocresía más considerar que hay diferencia según en qué lugar del camino se encuentre el niño que viene, a qué distancia de semanas o meses del nacimiento va a ser sorprendido por la muerte. Con frecuencia se afirma la licitud del aborto cuando se juzga que probablemente el que va a nacer (el que iba a nacer) sería anormal, física o psíquicamente. Pero esto implica que el que es anormal no debe vivir, ya que esa condición no es probable, sino segura. Y habría que extender la misma norma al que llega a ser anormal por accidente, enfermedad o vejez. Y si se tiene esa convicción, hay que mantenerla con todas sus consecuencias.

La misma afirmación del derecho a la maternidad consciente y responsable es anulada, puesto que se persigue tal maternidad interrumpiéndola.

Preferimos quitarnos la vida, antes que quitarnos el orgullo. Ninguno nos hemos dado a nosotros mismos la vida.

He ahí la gran locura, pensar que se es poderoso porque puedes herir, matar y destruir, eso es cosa fácil. El verdaderamente poderoso es el que sabe crear, y curar.

Por favor, sabemos cuál es el problema y también la solución, seamos dignos pues.

Vértigo Vital


Alguna noche al acostarme me dejo morir a la voluntad del pensamiento, por el que nado mientras vuelo. Estoy acostada sí, pero viajando por cada motivo de mi vida. Analizo a mis antecesores, sus vidas, sus propósitos y sus logros, más siempre acabo secándome las lágrimas. Cuál será el significado de la vida para el resto de personas, cuál será la razón más valiosa de su existencia... Al salir de casa como soltera, para entrar en casa propia ya casadera, sentí tal vacío que, me sentía culpable por haber abandonado mi hogar. Pedía a Dios que ante cualquier presencia de enfermedad, antes de perder a ningún familiar mío, me fuese yo antes; al poco, nació mi primera niña, y entendí el significado de mi propia familia, de mis propósitos, de mis logros, de mi existencia...Entonces, pedía a Dios por la salud de todos, y que antes de faltar una vida de mis hijos faltara la mía, eso suponía que estaba cercando a la vez que minimizando por quiénes morir....Quizás eso sea madurar o quizás sea entender que estamos aquí para subir unos peldaños a veces tan altos que nos herimos por escalarlos, pero que una vez en la cima, sólo sirve para mirar con orgullo o tristeza lo conseguido, y eso sí, para dejarnos caer en picado hacia el más absoluto desconocimiento, del que deduzco es, la gloria.

En cada peldaño no somos, sino que estamos; y estamos según somos. Los premios conseguidos no se guardan en vitrinas, nos lo llevamos consigo en la caída libre, dejando a los que quedan pensar en el sentido, en el porqué, en la verdad, en valorar lo vivido. Los que se van con el premio. Los que quedaron y disfrutaron de participar en un gran partido. Y los que por su mal latir, ni dejaron ni se llevaron la razón de vivir.

En algún momento hubo un primer día, el principio de un comienzo que yo no terminaré, pues no seré la última de una fila en la que no estaré. Y no me siento desosegada de saber que me iré, lo que realmente me da miedo es lo que me dolerá, y lo que yo pueda doler…Ese es el momento en el que nos llevamos todos los premios, a donde quiera, que quiera ÉL.

jueves, 15 de enero de 2009

Minutos de mi vida, cualesquier día


El aire fresco entra sin permiso por la ventanilla, a primera hora de la mañana mientras conduzco. La textura geográfica me permite observar relajadamente el cielo con su faz invernal color gris y ello, me induce a disfrutar del silencio, para meditar, durante mi trayecto al trabajo, apagando la radio; entonces, antes de aventurarme a pensar ninguna necedad, rezo un Padre Nuestro acompañado de un Salve Maria y, justo al terminar, contemplo la grandiosidad de la libertad trazada por un tatuaje pintado por una bandada de preciosas y blancas aves, en el alto intemperie. Por ese instante me pierdo en mis propios pensamientos, anhelando ese otro mundo que está ahí lleno de paz y libertad, y que, a veces, sólo podemos observarlo alzando la vista y mirando más allá del final de nuestro índice.

Ahí también está ella, también forma parte del día aunque sólo la casen con la noche, ahí está ella durante la mañana.

De vuelta no puedo prohibir al sol realizar su trabajo, y su luminosidad me ciega sin consentimiento; así madura el día en la tierra donde habito.

Tantas cosas tan opuestas conviven juntas en la misma jornada –pienso mientras conduzco- y medito… El frío y el hielo, el sol y la luna, el tránsito con el silencio…Ahí están durante los comienzos de la existencia y aún, de ellos, no se ha conocido guerra alguna; que envidia tan sana y que admiración tan profunda, por esa creación tan perfecta que nos regala nuestro Padre Dios, que tanto nos ama, y que muchos anulan.



Gracias, Alawen, por la copia de esta llave.