miércoles, 18 de junio de 2008

CATECLISMO, (4ª entrega)

FRATERNIDAD


Por que soy liberal

Porque no tengo ni odio ni resentimiento. Porque no me gusta ser víctima ni verdugo, ni utilizar o exhibir mis muertos, mis éxitos y mis calamidades. Mi caridad y mis miserias son fruto de mi condición y mi comportamiento. Y todas ellas me pertenecen, son solo mías.

Los socialistas gobiernan y actúan desde el resentimiento. Para los socialistas la Constitución no cerró las heridas de la guerra civil; sus muertos son más muertos y más dignos que los míos. Mi modelo, mis valores, mi individualismo, mi liberalismo, les produce irritación; no lo soportan, no lo quieren entender. Ni siquiera lo respetan. Si pudieran me purgaban.


Por que soy socialista

Sólo desde el Estado y con sus medios se consigue una sociedad más digna, fraterna, justa e igualitaria. Los múltiples desequilibrios sociales perturban la convivencia y hacen al hombre enemigo del hombre. Evita las causas y no las consecuencias.

La esencia de todos los males está en el capitalismo, en el liberalismo que lo sustenta y en la religiones fanáticas que, amalgamados, han gestado monstruos y patologías antisociales a erradicar. Un Estado regulador de la riqueza y aconfesional, y una educación que modifique esas causas y cree ciudadanos solidarios formados en la igualdad cambiará a esos monstruos y el mundo.


GUERRA CIVIL


Por que soy liberal

Porque nací en el norte. Fue zona roja durante la guerra civil. En mi pueblo, los socialistas asesinaron a decenas de personas, quemaron la biblioteca, dos iglesias y un convento. Mataron a sacerdotes y monjas por serlo. Mi padre me contó, al cumplir 18 años, que vivió escondido durante la guerra y que asesinaron a dos hermanos. También me contó que en el otro bando se cometieron tropelías similares y que había que perdonar para no repetir esa historia. Cuando se abre una fosa de asesinados por franquistas, me hierve una sangre que creía no tener. Los que cavan la fosa se justifican con el “deber de memoria” y pierden fácilmente la propia.



Por que soy socialista

Porque nacimos en el sur. Durante la guerra era zona azul. En nuestro pueblo pasearon, fusilaron y dieron el tiro de gracia a decenas de ciudadanos por ser socialistas; tiraron sus cuerpos en fosas comunes, les rociaron con cal viva y les echaron tierra. Nuestros muertos no recibieron honores porque fuimos los perdedores. Es necesario abrir las fosas, recuperar sus huesos y rehabilitar su memoria y su dignidad de soldados de un Gobierno legítimo de izquierdas. Es nuestro deber no permitir que se olvide a nuestros muertos. La memoria histórica debe ser conservada. La Asociación para la Recuperación de la Memoria histórica realiza una gran labor en ese sentido.

CATECLISMO (III)


ESTADO DE DERECHO, BIENESTAR, VALORES

Photobucket



RAZAS Y RACISMO

Photobucket

(Continuará)

Publicado por Piocastro

martes, 17 de junio de 2008

Felicidades Alawen

Considero obligado felicitar también aquí, en su blog a nuestra querida "blogmaster" cuya iniciativa y hospitalidad nos provee de este magnífico espacio de expresión y debate en el que podemos sentirnos como en casa.

Feliz cumpleaños Alawen.

viernes, 13 de junio de 2008

¿Así combatimos la "Crisis"?

El Gobierno ha aprobado hoy un segundo conjunto de medidas fiscales
para reactivar la economía por la que inyectarán 7.800 millones de euros
en 2009, entre las que destaca la agilización de las devoluciones por IVA
a las empresas y la supresión del Impuesto del Patrimonio.

Así es como comienza una noticia de El País.
El elegir la cita de este periódico no ha sido algo fortuito.
Está elegido para que nadie pueda decir que me baso en interpretaciones
de diarios fachas y retrógrados que lo único que buscan es la crítica
por la crítica al gobierno. El País es totalmente pro gubernamental,
así que no se deberían quejar de ello.

Ya era hora de que se suprimiese el Impuesto Sobre el Patrimonio.

Pero menuda medida para parar la crisis actual que no va a tener
repercusión directa para los españoles hasta dentro de exactamente un año.
No obstante, esta medida si que servirá para los inversores extranjeros,
que sabrán que no tendrán que pagar al año que viene
por las inversiones que este año hagan.
Así que al menos de manera indirecta es posible que alguien salga beneficiado.
Especialmente las empresas constructoras.

¿Por qué no lo quitan ya en la declaración que se hace este año?

Por que dejarían de recaudar para poder seguir “comprando” voluntades.
Supongo que alegarán que el Impuesto que ahora se declara es el correspondiente
al año 2007 y que ellos están modificando el del presenta año 2008
y que ya no pueden modificar el del año anterior.
Es una excusa que calará entre muchos, pero que no se ajusta a la realidad.
No sería la primera vez que en pleno periodo de declaración de un impuesto
se hacen modificaciones en los porcentajes a declarar.
Por lo que si hubiesen querido lo hubiesen podido llevar a cabo.
No hace mucho, este mismo gobierno modificó la ley del IRPF para el año 2007,
con repercusiones en la declaración de la renta del año 2006.
Pero la diferencia estriba en que entonces fue hecha con la intención de recaudar más,
y que en esta sería para recaudar menos. Y evidentemente no es lo mismo.
¿Verdad Solbes?

Durante muchos años el psoe se ha negado a quitar este impuesto,
alegando que era un impuesto redistributivo y que era para las clases altas.
Ahora reconoce que no es así, y que además la excusa con la que se creo ya no sirve.
El Impuesto sobre el Patrimonio se creó como algo transitorio
y con interés especialmente censal. Al menos eso decían.
Después la demagogia izquierdil y el afán recaudatorio
hizo que se mantuviese dicho impuesto.

Ahora por fin reconocen que este impuesto no grava a las grandes fortunas,
sino a las pequeñas y medianas fortunas.
Y también se han bajado del burro de que esto servía
para tener controlados estos patrimonios.

¿A que se debe este cambio de opinión en el psoe?

El gobierno no ha sufrido una conversión súbita, el motivo es más sencillo.
Se lo ha impuesto Montilla.

¿Pero si Montilla también es socialista, como es que el quiere quitar este impuesto?

La respuesta también es sencilla. Tanto Esperanza Aguirre como Camps lo han quitado,
o tenían pensado quitarlo, en sus respectivas comunidades autónomas.
Con el riesgo de que las pequeñas y medianas fortunas catalanas se deslocalizasen
y se trasladasen a Madrid y/o la Comunidad Valenciana.

¿Pero no lo podía haber solucionado Montilla siendo él el que lo quitase en Cataluña?
O mejor aún,
¿Por que no reduce el porcentaje a pagar haciendo que no sea disuasorio el quedarse en Cataluña?

Pues por que la pela es la pela.
Si Montilla reduce el porcentaje a pagar, o lo elimina por completo,
deja de ingresar bastante dinero en las arcas catalanas.

¿Pero si lo quita el estado también dejara de tener esos ingresos?

No, al ser el Impuesto sobre el Patrimonio un impuesto transferido
a las comunidades autónomas, si es el estado el que lo quita,
se compromete a compensar a las comunidades autónomas por esa disminución de ingresos.

miércoles, 11 de junio de 2008

Respuesta a mi admirado Tannhäuser

Como has adivinado el palabro Cateclismo puede entenderse catecismo o cataclismo. La idea surgió porque conozco muy bien el pelaje, el voluntarismo y el evangelio oportunista de la iglesia progreta. Estuve jugando tiempo atrás con mi hermana Herrería; ella me retaba con un tema y yo le reproducía las dos versiones por la bitácora. He asumido el compromiso de desarrollarla y estoy al ejercicio. Cuando acabe la recopilaré en su integridad y ya veremos.

La pretensión de esta publicación por capítulos, ahora en los blogs de Alawen y CarlosCC, obedece al convencimiento de que los partidos políticos que en un sistema democratico carecen de contenidos claros y de democracia interna tienden a su desaparición.

El socialismo hispano que nos toca soportar no ha devenido, como era de esperar, en social democracia y está representado en su primer escalón por ignorantes de salón, --y por ende osados--, que desconocen la historia y que paradójicamente están en la idea de cambiar el mundo. Es el de la lucha de clases de siempre, "universal", liberticida y antidemocrático.

Disponen de un ideario doctrinal claro para, a costa de lo que sea, (el fin justifica los medios), conseguir y mantenerse en el poder y, al tiempo, adoctrinar a la "ciudadanía" y copar todos los llamados colectivos de representación ciudadana. Dicen "lo que hay que decir" en pos de esos objetivos y casi nunca lo que dicen coincide con la realidad política o de los hechos. Es una secta de fieles, de sectarios, que engorda como una bola de nieve. Y llevan años. Nos llevan 30 años de ventaja.

Tienen enfrente a un Pepe acomodado que nunca se preocupó de esos aspectos tan esenciales. A estas alturas del curso, ni les preocupa. Sólo Aznar se apercibió al final de su mandato de su importancia y creó FAES como foro de ideas pero ha devenido inútil en la práctica, a esos efectos.

Las únicas ideas que se oponen a las socialistas son las liberales. La dualidad liberalismo-socialismo nadie la discute en derecho constitucional e instituciones políticas.

Son las bases reales que sustentan al Pepé las que lo demandan. Pero la cúspide, "el partido", no solo no quiere escuchar sino que las rechaza abiertamente. Cuando se lo planteas a parlamentarios amigos conscientes de esta situación me responden que están hartos de exponerlo en Génova para, invariablemente, recibir como contestación que, "con la batalla de las ideas nada tenemos que ganar y mucho que perder". A mi juicio se están suicidando políticamente. Creo que es influencia del arriolismo, una brisa latente que más procede del Africa subsahariana que de nuestra Málaga sureña.

Abandoné la política activa hace más de veinte años y desde entonces me corroe esta situación para mi más terrorífica que preocupante porque está en juego el modelo de sociedad, la patria y la libertad. Es una tragedia que estamos pagando y que pagaremos muy caro. En la calle no hay otras ideas, otra jerga y otros contenidos que los socialistas. Tanto es así que los líderes de este Pepé en toda su andadura han hecho propia esa jerga sociata y la divulgan para pasmo de propios y jolgorio de extraños: Ciudadanía, contratos basura, estado de bienestar, estado protector, lugar de encuentro y convivencia, cooperación... Pasma la adopción por este Pepe de los conceptos de igualdad e igualitarismo en algunos ámbitos y grados cuando la Ley del universo es la desigualdad. Muy pocos peperos se acogen al "iguales ante la ley y no iguales por ley" pero de forma manida, como tópico al uso.

Sólo Esperanza Aguirre parece tener las ideas claras. Liberal tenía que ser. Repite una y otra vez que nuestros valores, nuestros principios, nuestros contenidos y nuestras ideas son más y mejores. Su voz se pierde en el desierto del oportunismo de siempre y en el del "establismen" imperante. Y más en este nuevo Pepé que aflora como cooperador necesario de los enemigos de la patria, los valores, la tradición, la vida y la libertad.

A nivel de calle todo el mundo sabe que el socialismo es bueno y por qué. Y que el Pepé es la derecha de siempre, el pasado, el franquismo, los ricos y los que apoyan a los ricos.

Mi Cateclismo va por ahí, encarna estas reflexiones y, si observas con atención, pretende abrir los ojos, formar e informar. Creo sin falsa modestia que podría ser aprovechado, con procedimiento similar, por el partido que represente y defienda nuestro modelo.

Ahora es cuando puedes llamarme pretencioso sin miedo a equivocarte..



(Publicado por PIOCASTRO)

martes, 10 de junio de 2008

Sobre el Cateclismo del "Padre Piocastro"

Magister Piocastro: después de leer la primera parte de tu “cateclismo”, se me ocurren tres cuestiones al respecto en relación al mismo y a la introducción que de él haces.

En primer lugar, permíteme sugerirte que no te flageles con el látigo de la autocrítica calificando el barbarismo de “cateclismo”, por ti acuñado, como pretencioso; yo lo considero, mas bién gracioso y muy acertado, pues si por una parte, la estructura en preguntas y respuestas o mas bien en enunaciados y definiciones, puede recordar al Reverendo Padre Astete, no es menos cierto que la naturaleza de lo tratado, (especialmente en la columna de la derecha, fallo geográfico), nos sitúa en unas coordenadas políticas muy cercanas al Apocalipsis, al Ragnarok o a la mierda, por lo que su acepción como cataclismo, también estaría totalmente justificada y ya que dejas en libertad al lector de inclinarse por una o por otra yo, en la actualidad al menos, bastante meapilas, me inclino por esta segunda variante.

En segundo lugar, felicitarte por la claridad de conceptos y acertada forma de exposición que sería asequible incluso a un votante del Partido Socialista...si lo leyera, claro; lo que me lleva a pensar que quizá estaría mejor aprovechado en uno de los blogs de izquierda, donde acaso algún iletrado de los que por allí pululan podría, a raiz de su lectura, comenzar a pensar y hacerse preguntas, proceso intelectivo que llevado con honestidad, le sacaría, sin duda, de la secta y le desligaría de las consignas de la SER y demás medios afines, agregándole al demasiado selecto club de las personas libres, por pensar con criterio propio.

Por último, puesto que aún te faltan partes por escribir de tu ensayo, que espero con avidez, no quiero adelantarme, pero si pedirte que no te dejes en el tintero lo relativo al concepto de “patria” para las dos corrientes políticas consideradas en tus esquemas, ya que como sabes, es un punto fundamental del que derivan numerosas implicaciones y no pequeñas en la ordenación del Estado y el carácter y naturaleza de la acción política del ciudadano.

Espero impaciente la segunda parte del "cateclismo".

domingo, 8 de junio de 2008

Algunas aclaraciones necesarias

En relación con tu esperada respuesta a lo que, con cierta resignada guasa, expuse en mi “escrito lusitano”, comprendo que tengas una visión distinta del asunto; no obstante, tengo que replicar, ya en castellano, pues me parece que ha tenido lugar algun malentendido que prefiero dejar aclarado, junto con mi opinión acerca de algunas cuestiones que apuntas, a las que yo no había hecho referencia.

Efectívamente, le atribuyo culpa en la derrota electoral a la oposición realizada por el PP, que como dices, fue correcta; demasiado. Sólo cito este factor, de pasada, como causa, pues no me proponía hacer un análisis exahustivo de los resultados electorales; soy consciente, no obstante, de que no fue el único. No nombro, por ejemplo, el control de los medios de comunicación por parte del PSOE, de sobra conocido, ni la concentración del voto de izquierda, imprevisible y fruto del miedo ante la ignorancia de cual sería el grado de desencanto de los votantes del Partido Socialista, del que había evidencias ciertas; factores ambos que, sin ser los únicos, jugaron un papel, ciertamente importante.

Tampoco cito mis sospechas de que los miembros de la directiva del PP “no querían ganar”, o al menos, no sin mayoría absoluta, pues conscientes de que el maquillaje mediático de la situación real de España realizado por la prensa de izquierdas ante las elecciones no aguantaría mucho, veían la posibilidad de encontrarse gobernando, en minoría, dentro de una crisis de enormes proporciones, creada por su oponente, si, pero que les tocaría lidiar a ellos. Sólo admitiendo este supuesto puedo entender cómo Pizarro, teniendo capacidad, experiencia y datos contrastables sobrados para destrozar a Solbes no lo hizo y que conste que considero que fue en éste debate, donde se jugó el PP, definitivamente, las elecciones.

En cuanto a que el PP quedó en posición óptima para en pocos meses y tras elecciones anticipadas, gobernar España, me reafirmo en ello, que no es idealización de futuribles, sino previsión lógica. El PP, reforzado, podría hacer una oposición eficaz y la desastrosa situación económica y social cuyas primeras manifestaciones vemos estos días con el amarre de la flota pesquera y la huelga de transportes le proporcionaría el campo de batalla ideal para enfrentarse al gobierno cuyos aliados mediáticos, además no tendrían el mismo crédito cuando se dirigieran a gente con el bolsillo vacío que, seguro, respondería menos dócilmente. En cuanto al castigo electoral a quien ha dado un balón de oxígeno a ETA y permitido el “estatut” catalán, contrariamente a lo que dices, si que se ha producido, solo que no de la magnitud esperada; aún así, la izquierda ha necesitado, por primera vez, hacer voto útil para evitar el desastre.

Tener los pies en la tierra sería, considerando los hechos referidos en el párrafo anterior de este ladrillo, comprender que pese a su blandura, la línea de oposición llevada a cabo era la correcta, mientras que plantearse un cambio de la misma para hacerse simpático con la idea de que así van a quitarle votos a la izquierda y los nacionalismos, si que es una fantasía infantil, mayor que los “power rangers”.

De la actidud de los medios de la derecha yo no dije nada, pero ya que los nombras y calificas de cainitas, te recuerdo que durante cuatro años han apoyado al PP, aunque le hayan dado puyazos, siempre criticando su blandura, animándole a actuar sin miedo. Tras de las elecciones han cambiado radicalmente, si, pero después de que lo hiciera el PP y ciertamente ha cambiado (palabras de Lassalle, no mías).

Sólo quiero añadir que el discurso no tiene que ser forzosamente bronco, sino veraz y la veracidad es frecuentemente entendida como bronquedad, lo que no es motivo para endulzar las críticas pues eso suele conllevar ocultación de la realidad, que es en lo que nunca se puede caer.

Con esto se completan las aclaraciones que juzgaba necesarias y aunque en lo sucesivo volveremos a tratar del PP, ya sea en la bita o en conversación hablada, no incidiré mas, aquí, sobre lo mismo, pues después de mi experimento lingüístico del otro día, no quiero abusar de la amable hospitalidad de nuestra amiga Alawen.

sábado, 7 de junio de 2008

Demasiado para un comentario, inadecuado para una entrada.

Reconozco que no domino ninguna de las variantes del portugués,
aunque parece que el portugués Tannhäuseriano, una variante del Ussiano,
es entendible. O al menos eso parece. Espero no haber entendido mal
lo que en el artículo titulado “Recordando (que no plagiando) a Ussia” se comenta.

Ante la duda de si referirme a las distintas partes del escrito empezando
a contar desde el principio del artículo o a partir del tercer párrafo que
es cuando se empieza a escribir en ese particular portugués tannhäuseriano,
lo haré contando desde el principio para que quede más claro.
Al menos eso espero.

Nada que objetar a lo dicho en el tercer párrafo.

En el cuarto párrafo se le hecha la culpa, junto a lo dicho en el tercer párrafo,
de la nueva victoria del psoe a la blanda oposición hecha durante la anterior legislatura.
Cierto que no se pareció en nada a la oposición que ha llevado siempre
a cabo el psoe, pero a pesar de los errores que se cometieran, me pareció
una oposición correcta en términos generales. Si no se ganaron las elecciones
es porque se logró vender a la mayoría de los españoles que la oposición del pp
fue bronca e injustificada. Eso hizo que tanto los votantes de iu como los nacionalistas,
así como posibles abstencionistas, votasen al psoe, dándole de nuevo la victoria.

En ese mismo párrafo se dice que el PP quedó en una oposición óptima para
en pocos meses derrotar al psoe en unas elecciones anticipadas.
Si idealizamos las situaciones futuribles, es normal que luego nos demos
la hostia padre al no conseguir lo que suponíamos que estaba al alcance de nuestra mano.
¿No hubiésemos dado por hecho hace unos años el castigo electoral a un gobernante
que nos tomase el pelo con la política antiterrorista, como ha hecho este gobierno?
¿No hubiésemos pensado lo mismo sobre alguien que apoyase un estatuto
como el catalán?.
Pues se ha demostrado que no ha sido así.

Si no tenemos los píes en la tierra, y tenemos claro que es lo que se puede lograr,
y que es lo que no, iremos de desengaño en desengaño.
Y luego culparemos a los demás de no conseguir aquello que en nuestras fantasías
habíamos creído no solo posible, si no fácilmente alcanzable.

Si no tenemos claro que la izquierda cuenta no solo con un inmenso y
desproporcionado poderío mediático, si no con una legitimización extra
que hace que se les perdone y consienta todo lo que hacen, y que basta con decir
que una medida es de izquierdas para que quede automáticamente aceptada,
nos equivocaremos una y otra vez sobre la situación en la que nos encontramos
y sobre las posibles medidas a tomar para darle la vuelta a la misma.
Habrá quienes digan que la culpa de ello es del pp, y no le faltará su parte de razón.
Pero no es cuestión de echar la culpa a unos u otros, sino saber cuál es la situación actual.
Y por supuesto tener en cuenta lo hecho, o dejado de hacer, en el pasado para no volver
a caer en los mismos errores.

Que Zapatero ha sido el peor presidente que ha tenido la democracia española
es algo que la mayoría tenemos claro, pero eso no lo hace fácilmente vencible.
Vivimos en una sociedad imbuida por el buenismo y las apariencias,
por el hedonismo y la comodidad. Y contra eso es difícil luchar, al menos a corto plazo.
Y menos si no se tienen los medios adecuados para ello. Si creemos que todos
los españoles ven la misma realidad que nosotros vamos de culo y cuesta abajo.
Y si además pensamos que el Principal Partido de la oposición se debe de comportar
como si así fuese, entonces es que además tenemos jodido el sistema de frenos.
Y si a todo esto sumamos no solo la siempre cainista actitud de los medios
de la derecha entre si, sino la pretensión de algunos de ser ellos los que definan
la línea a seguir por el pp nos encontramos con que además tenemos la dirección estropeada.

Es difícil convencer a los españoles de debemos luchar por nuestra libertad,
pero que eso acarrea consigo la responsabilidad.
Es más sencillo y cómodo dejar que sean los políticos los que decidan
y hagan por nosotros, y así que sean ellos los que carguen con las culpas.

Es difícil convencer a los españoles que se debe de volver a la instauración
del respeto a los demás, y sobre todo de primar el esfuerzo y la excelencia.
Es más fácil pensar que eso traumatizará a nuestros jóvenes.

Es difícil convencer a los españoles que España se “rompe”, que eso no significa
que se descuartice literalmente, sino que los españoles no somos iguales dependiendo
de donde vivamos.
Es más fácil pensar que eso es una exageración de los fachas.

Es difícil convencer a los españoles de todo esto y de muchas cosas más.
Imposible si encima lo intentamos hacer al más puro estilo losantiano.
No puedes convencer a alguién de que tienes razón si lo primero que le dices
es que es un borrego, un apesebrado, etc...

Si queremos convencerlos deberemos de creer en lo que defendemos,
deberemos tener claro que es lo que defendemos, deberemos de ser persistentes en ello.
Pero no debemos creernos superiores a ellos, ni mucho menos despreciarlos
por pensar de manera distinta.
Lo mismo debe hacer el PP.

Si quiere ganar las elecciones deberá de defender lo que siempre ha defendido,
que de momento y a pesar de lo que se dice en dicho escrito lo hace,
pero lo debe de hacer de forma que ese mensaje llegue a aquellos
que hasta ahora no le ha llegado.

Deben de cambiar las formas sin cambiar el mensaje. Deben de tener un envoltorio
más atractivo para que el mismo producto de siempre lo compren más españoles.

Pero parece que hay quien prefiere un discurso bronco y con el que al acabar digamos
“que bien que ha estado este tío hoy”, “que paliza le ha dado”, “le ha llamado de todo al presidente”, etc.
Eso es pan para hoy y hambre para mañana.

Y lo dejo aquí, porque si de un párrafo que parece que no tenía nada he escrito este tocho,
no quiero hacerme una idea de lo que saldría si sigo comentando los demás.

jueves, 5 de junio de 2008

RECORDANDO (QUE NO PLAGIANDO) A USSIA

El miércoles siete de diciembre de 1988, publicaba Alfonso Ussía en la página 16 del diario ABC un soberbio artículo titulado “A Direita Espanhola”, en el que hacía, con su natural ingenio, un análisis de la derecha española en tono humorístico, pero tremendamente atinado. Partía de la base de que los personajes de la derecha, “parecen nao entender quando les falam en cristiano” y añadía: “escrevo em peculiar portugués o presente artículo...”; todo por el interés de ser “bem entendido”.

Atento siempre a las enseñanzas de los mayores y habida cuenta de que aquél artículo resonó en el subconsciente de mas de uno en el siguiente congreso del PP, quiero seguir su ejemplo y hacer, en el delicado momento actual, en pleno congreso disolvente de ese partido, un modesto análisis de la situación y hacerlo en el mismo “peculiar portugés” empleado, con tanto acierto, por Don Alfonso. Empiezo.

Despois de ser camelados, isto es, calumniados mediante um colosal camelo pela prensa do grupo PRISA e os indezentes partidos da siniestra, fruto da imprevisao e inoçença do goberno del seor Aznar, os días posteriois a o selvagem atentado do 11-M, a direita espanhola entreu em uma áspera etapa de oposiçao, marcada pelos ecos do ¡nunca mais! e ¡nao a guerra!, en que o cejudo Presidente do Goberno, fizo efetivo o pago dos favores recevedos de seus mentores, Grande Oriente, e naturais aliados: eta, partidos anticonstituçionais e pais veçino do Sur, regido por o “hermano menor” do Rey Juan Carlos, a tudos os cuaes estava muito obrigado.

Tudo isto, mais uma oposiçao muito calmosa do PP, a maior parte do tempo, e pese a probada inutilidade do o seor Zapateiro e seu gabinete, dio como fruto a nao ganança das elecçioes generais do 2008 para o Partido Popular. Iste quedó nao obstante, fortaleçido em o Congreso dos Diputados, e com seus principais adversarios debilitados e divididos. Situaçao optima para esperando poucos meses, tras a estocada, asestar o descabelho a o morlaco soçialista que seria arrastrado en umas elecçioes generais antiçipadas.

Inexplicavelmente, o seor Rajoy aparto-se desta elemental estrategia e tras misteriosa desapariçao en a maçónica República do México, reapareció transmutado en abajabragas ante seu rival e disposto a pasar-se por seu traseiro os compromisos adquiridos durante a campanha elettoral, recogidos en seu programa, e com ello, a confiança e iluçoes depositadas en él por mais de once milloes de votantes.

Començó nao dizendo ni “mu”, (os famosos silenzios do Rajoy), para despois dizer uma gilipollença tras outra, a cual maior e ainda peior, a face-las; pelo exemplo: a eliminaçao grosera e disagradizeda dos meiores membros de seu equipo e a promoçao dos trepas e impresentavels, como o indigno Lassalle, con modales mais propios dum proxeneta que dum cavalheiro, e o nombramento como vocera, da famoça “niña” que resultó nao ser uma criança, sino a tocaya da ex-emperatriz de Persia, agora Irán. Continuó adoptando as formas do culto a personalidade en o mais puro estilo do führer no interior do PP e paralelamente, uma attitude afabelmente xupanabos em suas relaçioes con o Goberno soçialista e governos territoriais dos terrunhos.

E así arrivamos, no mes de junio, a o mais grande congreso do partido, con um partido desunido; as cabeças e as bases divididas e sobre tudo, os votantes muito encabronados, ainda o Goberno exultante do esquivar as consecuenças gravísimas de seu desgoberno, graçias a inexistença de oposiçao que permite-le darnos uma grande patada em nossos ovos. En o congreso juéga-se a direita, a sociedade e incluso a Nación espanhola sua supervivença en medio de perspectivas mais negras que o Rey (Pelé).

Por tudo lo hasta aquí exposto podemos face-nos como en su feria fizo o seor Ussia, as siguientes reflecçioes:

1º O seor Rajoy nao sirve; en consecuença sua dimissao e inexcusavel. 2º O seor Fraga nunca ha servido para cosa boa e agora, ainda menos; vai o assilo sem tardança. 3º O”centro”, nao existe, e um mito igual que “Eldorado”. 4º“As dos corrientes do PP están muito enconhadas”e o significado do verbo enconhar e igual na lingua de Cervantes que na lingua de Camoens”. 5º De no retornar-se a defensa corajuda de seus valores tradicionais, a disgregaçao do PP e inevitavel. 6º Solamente a promoçao dos mais firmes conservadores, juntamente con aplicaçao de fortes azotainas en o culo pajareiro dos “barones”, traerá ordem, disçiplina, e coherença política. La triste concluçao e que de no fazer-se así, e según tudo apunta nao se fará, a fundaçao dun novo partido Nacional sem relaçao con PP, sem compleios e a que nao importe um carajo que etiqueten-le de fascista, e uma necesidade imperiosa a acometer si queremos salvar nossa Patria e o modelo de sociedade das libertades. O partido Popular, tristemente, convençan-se seores Pepudos, e difunto.