sábado, 7 de junio de 2008

Demasiado para un comentario, inadecuado para una entrada.

Reconozco que no domino ninguna de las variantes del portugués,
aunque parece que el portugués Tannhäuseriano, una variante del Ussiano,
es entendible. O al menos eso parece. Espero no haber entendido mal
lo que en el artículo titulado “Recordando (que no plagiando) a Ussia” se comenta.

Ante la duda de si referirme a las distintas partes del escrito empezando
a contar desde el principio del artículo o a partir del tercer párrafo que
es cuando se empieza a escribir en ese particular portugués tannhäuseriano,
lo haré contando desde el principio para que quede más claro.
Al menos eso espero.

Nada que objetar a lo dicho en el tercer párrafo.

En el cuarto párrafo se le hecha la culpa, junto a lo dicho en el tercer párrafo,
de la nueva victoria del psoe a la blanda oposición hecha durante la anterior legislatura.
Cierto que no se pareció en nada a la oposición que ha llevado siempre
a cabo el psoe, pero a pesar de los errores que se cometieran, me pareció
una oposición correcta en términos generales. Si no se ganaron las elecciones
es porque se logró vender a la mayoría de los españoles que la oposición del pp
fue bronca e injustificada. Eso hizo que tanto los votantes de iu como los nacionalistas,
así como posibles abstencionistas, votasen al psoe, dándole de nuevo la victoria.

En ese mismo párrafo se dice que el PP quedó en una oposición óptima para
en pocos meses derrotar al psoe en unas elecciones anticipadas.
Si idealizamos las situaciones futuribles, es normal que luego nos demos
la hostia padre al no conseguir lo que suponíamos que estaba al alcance de nuestra mano.
¿No hubiésemos dado por hecho hace unos años el castigo electoral a un gobernante
que nos tomase el pelo con la política antiterrorista, como ha hecho este gobierno?
¿No hubiésemos pensado lo mismo sobre alguien que apoyase un estatuto
como el catalán?.
Pues se ha demostrado que no ha sido así.

Si no tenemos los píes en la tierra, y tenemos claro que es lo que se puede lograr,
y que es lo que no, iremos de desengaño en desengaño.
Y luego culparemos a los demás de no conseguir aquello que en nuestras fantasías
habíamos creído no solo posible, si no fácilmente alcanzable.

Si no tenemos claro que la izquierda cuenta no solo con un inmenso y
desproporcionado poderío mediático, si no con una legitimización extra
que hace que se les perdone y consienta todo lo que hacen, y que basta con decir
que una medida es de izquierdas para que quede automáticamente aceptada,
nos equivocaremos una y otra vez sobre la situación en la que nos encontramos
y sobre las posibles medidas a tomar para darle la vuelta a la misma.
Habrá quienes digan que la culpa de ello es del pp, y no le faltará su parte de razón.
Pero no es cuestión de echar la culpa a unos u otros, sino saber cuál es la situación actual.
Y por supuesto tener en cuenta lo hecho, o dejado de hacer, en el pasado para no volver
a caer en los mismos errores.

Que Zapatero ha sido el peor presidente que ha tenido la democracia española
es algo que la mayoría tenemos claro, pero eso no lo hace fácilmente vencible.
Vivimos en una sociedad imbuida por el buenismo y las apariencias,
por el hedonismo y la comodidad. Y contra eso es difícil luchar, al menos a corto plazo.
Y menos si no se tienen los medios adecuados para ello. Si creemos que todos
los españoles ven la misma realidad que nosotros vamos de culo y cuesta abajo.
Y si además pensamos que el Principal Partido de la oposición se debe de comportar
como si así fuese, entonces es que además tenemos jodido el sistema de frenos.
Y si a todo esto sumamos no solo la siempre cainista actitud de los medios
de la derecha entre si, sino la pretensión de algunos de ser ellos los que definan
la línea a seguir por el pp nos encontramos con que además tenemos la dirección estropeada.

Es difícil convencer a los españoles de debemos luchar por nuestra libertad,
pero que eso acarrea consigo la responsabilidad.
Es más sencillo y cómodo dejar que sean los políticos los que decidan
y hagan por nosotros, y así que sean ellos los que carguen con las culpas.

Es difícil convencer a los españoles que se debe de volver a la instauración
del respeto a los demás, y sobre todo de primar el esfuerzo y la excelencia.
Es más fácil pensar que eso traumatizará a nuestros jóvenes.

Es difícil convencer a los españoles que España se “rompe”, que eso no significa
que se descuartice literalmente, sino que los españoles no somos iguales dependiendo
de donde vivamos.
Es más fácil pensar que eso es una exageración de los fachas.

Es difícil convencer a los españoles de todo esto y de muchas cosas más.
Imposible si encima lo intentamos hacer al más puro estilo losantiano.
No puedes convencer a alguién de que tienes razón si lo primero que le dices
es que es un borrego, un apesebrado, etc...

Si queremos convencerlos deberemos de creer en lo que defendemos,
deberemos tener claro que es lo que defendemos, deberemos de ser persistentes en ello.
Pero no debemos creernos superiores a ellos, ni mucho menos despreciarlos
por pensar de manera distinta.
Lo mismo debe hacer el PP.

Si quiere ganar las elecciones deberá de defender lo que siempre ha defendido,
que de momento y a pesar de lo que se dice en dicho escrito lo hace,
pero lo debe de hacer de forma que ese mensaje llegue a aquellos
que hasta ahora no le ha llegado.

Deben de cambiar las formas sin cambiar el mensaje. Deben de tener un envoltorio
más atractivo para que el mismo producto de siempre lo compren más españoles.

Pero parece que hay quien prefiere un discurso bronco y con el que al acabar digamos
“que bien que ha estado este tío hoy”, “que paliza le ha dado”, “le ha llamado de todo al presidente”, etc.
Eso es pan para hoy y hambre para mañana.

Y lo dejo aquí, porque si de un párrafo que parece que no tenía nada he escrito este tocho,
no quiero hacerme una idea de lo que saldría si sigo comentando los demás.

2 comentarios:

marbal dijo...

Fecaji; Magnifico analisis de la estrategia que ha de seguiur el PP. si quiere recuperar el terreno perdido; se puede decir mas alto, pero no mas claro.

Asi mucho mejor, el portugues Tannhauseriano, es un poco farragoso.

Bettina dijo...

Fecaji:

"Demasiado para un comentario..."?

pos, a mi humilde entender,sí! y si "Demasiado para una entrada"? pués pienso que nó.^Pero ,si lo único que te falta,es un poco de síntesis.....sí, pero ya es lo de menos,eh?
Me enternece tu fidelidad al PP y yo terrible de fiel pero.....me tienen que corresponder también..si no, cada uno por su lado y es lo que me está pasando con el PP.
Puedo aceptar que no se esté transmitiendo fielmente las declaraciones de Rajoy porque no cuenta con medios afines....vale!
Pero voy tomando nota que destacados peperos están abandonando y ....por algo será.Tango entendido que los que se han ido, sí tienen información de primerísima mano y por ello han actuado en consecuencia,no?
Dices que ha hecho todo lo posible...y yo pienso que tuvo 2 oportunidades de máxima audiencia en los 2 debates televisivos y decisivos, sin embargo no los aprovechó y para mí porque él no es capaz y no podemos pedirle "peras al olmo".
A éstas alturas,querido Fecají, necesitamos un verdadero líder que sepa defender nuestros valores.
¿Es mucho pedir? Pués nó lo creo, pero si no existe, de momento,no voy a contentarme ni consolarme con ése PP políticamente...demasiado,espantosamente correcto y entregado.

Querida Marbal:

Jatetú que a mí me encantó el portugués "Tanhausseriano",que entendí mejor y reí mejor, leyéndolo en voz alta.
Pruébalo.....y disfrútalo como yo !