miércoles, 18 de junio de 2008

CATECLISMO, (4ª entrega)

FRATERNIDAD


Por que soy liberal

Porque no tengo ni odio ni resentimiento. Porque no me gusta ser víctima ni verdugo, ni utilizar o exhibir mis muertos, mis éxitos y mis calamidades. Mi caridad y mis miserias son fruto de mi condición y mi comportamiento. Y todas ellas me pertenecen, son solo mías.

Los socialistas gobiernan y actúan desde el resentimiento. Para los socialistas la Constitución no cerró las heridas de la guerra civil; sus muertos son más muertos y más dignos que los míos. Mi modelo, mis valores, mi individualismo, mi liberalismo, les produce irritación; no lo soportan, no lo quieren entender. Ni siquiera lo respetan. Si pudieran me purgaban.


Por que soy socialista

Sólo desde el Estado y con sus medios se consigue una sociedad más digna, fraterna, justa e igualitaria. Los múltiples desequilibrios sociales perturban la convivencia y hacen al hombre enemigo del hombre. Evita las causas y no las consecuencias.

La esencia de todos los males está en el capitalismo, en el liberalismo que lo sustenta y en la religiones fanáticas que, amalgamados, han gestado monstruos y patologías antisociales a erradicar. Un Estado regulador de la riqueza y aconfesional, y una educación que modifique esas causas y cree ciudadanos solidarios formados en la igualdad cambiará a esos monstruos y el mundo.


GUERRA CIVIL


Por que soy liberal

Porque nací en el norte. Fue zona roja durante la guerra civil. En mi pueblo, los socialistas asesinaron a decenas de personas, quemaron la biblioteca, dos iglesias y un convento. Mataron a sacerdotes y monjas por serlo. Mi padre me contó, al cumplir 18 años, que vivió escondido durante la guerra y que asesinaron a dos hermanos. También me contó que en el otro bando se cometieron tropelías similares y que había que perdonar para no repetir esa historia. Cuando se abre una fosa de asesinados por franquistas, me hierve una sangre que creía no tener. Los que cavan la fosa se justifican con el “deber de memoria” y pierden fácilmente la propia.



Por que soy socialista

Porque nacimos en el sur. Durante la guerra era zona azul. En nuestro pueblo pasearon, fusilaron y dieron el tiro de gracia a decenas de ciudadanos por ser socialistas; tiraron sus cuerpos en fosas comunes, les rociaron con cal viva y les echaron tierra. Nuestros muertos no recibieron honores porque fuimos los perdedores. Es necesario abrir las fosas, recuperar sus huesos y rehabilitar su memoria y su dignidad de soldados de un Gobierno legítimo de izquierdas. Es nuestro deber no permitir que se olvide a nuestros muertos. La memoria histórica debe ser conservada. La Asociación para la Recuperación de la Memoria histórica realiza una gran labor en ese sentido.

1 comentario:

Lylo dijo...

El niño con el pijama de rayas.

Sobran los comentarios.