viernes, 13 de junio de 2008

¿Así combatimos la "Crisis"?

El Gobierno ha aprobado hoy un segundo conjunto de medidas fiscales
para reactivar la economía por la que inyectarán 7.800 millones de euros
en 2009, entre las que destaca la agilización de las devoluciones por IVA
a las empresas y la supresión del Impuesto del Patrimonio.

Así es como comienza una noticia de El País.
El elegir la cita de este periódico no ha sido algo fortuito.
Está elegido para que nadie pueda decir que me baso en interpretaciones
de diarios fachas y retrógrados que lo único que buscan es la crítica
por la crítica al gobierno. El País es totalmente pro gubernamental,
así que no se deberían quejar de ello.

Ya era hora de que se suprimiese el Impuesto Sobre el Patrimonio.

Pero menuda medida para parar la crisis actual que no va a tener
repercusión directa para los españoles hasta dentro de exactamente un año.
No obstante, esta medida si que servirá para los inversores extranjeros,
que sabrán que no tendrán que pagar al año que viene
por las inversiones que este año hagan.
Así que al menos de manera indirecta es posible que alguien salga beneficiado.
Especialmente las empresas constructoras.

¿Por qué no lo quitan ya en la declaración que se hace este año?

Por que dejarían de recaudar para poder seguir “comprando” voluntades.
Supongo que alegarán que el Impuesto que ahora se declara es el correspondiente
al año 2007 y que ellos están modificando el del presenta año 2008
y que ya no pueden modificar el del año anterior.
Es una excusa que calará entre muchos, pero que no se ajusta a la realidad.
No sería la primera vez que en pleno periodo de declaración de un impuesto
se hacen modificaciones en los porcentajes a declarar.
Por lo que si hubiesen querido lo hubiesen podido llevar a cabo.
No hace mucho, este mismo gobierno modificó la ley del IRPF para el año 2007,
con repercusiones en la declaración de la renta del año 2006.
Pero la diferencia estriba en que entonces fue hecha con la intención de recaudar más,
y que en esta sería para recaudar menos. Y evidentemente no es lo mismo.
¿Verdad Solbes?

Durante muchos años el psoe se ha negado a quitar este impuesto,
alegando que era un impuesto redistributivo y que era para las clases altas.
Ahora reconoce que no es así, y que además la excusa con la que se creo ya no sirve.
El Impuesto sobre el Patrimonio se creó como algo transitorio
y con interés especialmente censal. Al menos eso decían.
Después la demagogia izquierdil y el afán recaudatorio
hizo que se mantuviese dicho impuesto.

Ahora por fin reconocen que este impuesto no grava a las grandes fortunas,
sino a las pequeñas y medianas fortunas.
Y también se han bajado del burro de que esto servía
para tener controlados estos patrimonios.

¿A que se debe este cambio de opinión en el psoe?

El gobierno no ha sufrido una conversión súbita, el motivo es más sencillo.
Se lo ha impuesto Montilla.

¿Pero si Montilla también es socialista, como es que el quiere quitar este impuesto?

La respuesta también es sencilla. Tanto Esperanza Aguirre como Camps lo han quitado,
o tenían pensado quitarlo, en sus respectivas comunidades autónomas.
Con el riesgo de que las pequeñas y medianas fortunas catalanas se deslocalizasen
y se trasladasen a Madrid y/o la Comunidad Valenciana.

¿Pero no lo podía haber solucionado Montilla siendo él el que lo quitase en Cataluña?
O mejor aún,
¿Por que no reduce el porcentaje a pagar haciendo que no sea disuasorio el quedarse en Cataluña?

Pues por que la pela es la pela.
Si Montilla reduce el porcentaje a pagar, o lo elimina por completo,
deja de ingresar bastante dinero en las arcas catalanas.

¿Pero si lo quita el estado también dejara de tener esos ingresos?

No, al ser el Impuesto sobre el Patrimonio un impuesto transferido
a las comunidades autónomas, si es el estado el que lo quita,
se compromete a compensar a las comunidades autónomas por esa disminución de ingresos.

3 comentarios:

Alawen dijo...

Tú lo has dicho, Fecaji, la pela es la pela...

marbal dijo...

Tienes razon Alawen; la pela es la pela, y estos ¿proletarios? no dan puntada sin hilo, mucha izquierda, mucho rojerio, pero que no les toquen el bolsillo.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Un saludo a la concurrencia.
Me cuelo aquí para agradecer la visita a mi blog al caballero Tannhäuser, paladín de internautas y orgullo de bitacoristas.
¡Salve!